El jengibre puede ayudar a adelgazar, siempre y cuando se implemente junto a otras medidas. Aprende cómo usarlo a través de prácticas recetas.

El jengibre es una planta herbácea de la familia de las cingiberáceas. Tiene flores púrpuras y rizoma nudoso aromático. Se utiliza mayoritariamente la raíz o tubérculo, ya sea para la preparación de alimentos o con fines medicinales.

Las propiedades del jengibre pueden ser beneficiosas para las personas que deseen perder peso, siempre y cuando se usen junto a una dieta saludable y el ejercicio físico.

Además, cuando se tienen problemas de obesidad, se produce el estrés oxidativo y la inflamación. El jengibre contiene unos compuestos llamados gingeroles y shogaoles, ambos con propiedades antioxidantes e antiinflamatorias, las cuales ayudan a la eliminación de los radicales libres y a evitar el daño cardiovascular.

Beneficios jengibre

Además de ser beneficioso para perder peso, esta raíz tuberosa posee otros beneficios, tales como:

– Incrementa el metabolismo. Facilita que el cuerpo gaste más energía.

– Aumenta el poder digestivo. Frena el apetito y mantiene bajo control el espiral del azúcar en la sangre, así como el nivel de colesterol

– Regula el nivel de cortisol. Inhibe la hormona que induce al estrés y que favorece el sobrepeso.

– Mejora los niveles de energía. Es calorífica, ayuda a la sudoración y es muy útil en resfriados y gripes. Mejora el ánimo.

¿Cómo consumir el jengibre para adelgazar?

Hay varias formas de prepararlo para maximizar sus efectos adelgazantes. A continuación se detallan:

Zumo de jengibre

Se puede preparar con limón y agua y si lo prefieres dulce, puedes añadirle un poco de stevia. De esta manera suaviza el sabor picante. Con estos ingredientes, se estimula el sistema inmunológico porque tienen propiedades hidratantes y antioxidantes.

Té de jengibre

Además de ayudar con la pérdida de peso, este es un remedio popular y natural para una gran variedad de trastornos digestivos, incluyendo vómitos y gastritis. También se usa para tratar la gripe y la tós.

Jengibre para adelgazar

Cómo preparar té de jengibre fresco

Ingredientes:

– Raíz de jengibre fresca. Vas a requerir 5 cm aproximadamente, finamente rallada.

– 250 ml de agua.

– Miel al gusto o stevia.

Preparación:

Hervir el agua y añadir la raíz rallada. Dejar hervir cinco minutos, dejar reposar y colar. Luego añadir miel o stevia para hacerlo más dulce.

Cómo preparar té de jengibre en polvo

Ingredientes:

– Media cucharadita de polvo de jengibre seco.

– 250 ml de agua.

– Miel o stevia.

Preparación:

Hervir el agua, agregar el jengibre seco, dejar cocinar por dos minutos. Colar y endulzar. Para maximizar las propiedades de la raíz, puedes combinarla con té verde. Así combinarás y potenciarás las propiedades de ambas plantas para perder peso, pues el té verde acelera el metabolismo.

Abrir chat